Etiquetas

, , , , ,

Buenas tardes!! En la última entrada hablé sobre mi mascarilla facial favorita de pepino, pues bien, hoy os voy a hablar del exfoliante que utilizo antes de aplicarme la mascarilla.

Se trata de un exfoliante de Yves Rocher que llevo usando alrededor de un año. Es un exfoliante afrutado con hueso de albaricoque con un olor muy agradable y buenísimo a mezcla de frutas:

Yo lo compré aprovechando el 2×1 que tienen en tienda a menudo, y no lo recuerdo para nada caro. Su precio habitual es de unos 6€.

Como véis, trae 50 ml pero cada vez que lo uso tengo que utilizar poca cantidad porque cunde bastante con poco, así que el bote aunque parezca pequeño dura mucho.

Este exfoliante se aplica sobre la piel limpia y un poco húmeda porque si está totalmente seca no hace ningún efecto y cuesta extenderla por la cara. Damos un masaje por la piel durante 3 minutos, aproximadamente, y retiramos con abundante agua o con un disco desmaquillante o esponja natural (de esta última forma es como lo suelo hacer con más frecuencia).

La textura es una mezcla entre gel y crema, no es tan líquido como un gel pero tampoco es tan espeso como una crema. Aquí podéis ver fotos del color y textura de este exfoliante:

 Tiene un efecto anacarado y se pueden ver las partículas marrones del hueso de albaricoque, aunque sean pequeñas hacen su efecto perfectamente. La piel se queda totalmente limpia de impurezas y puntos negros y da luminosidad a nuestro rostro.

Si utilizamos este exfoliante y posteriormente, aplicamos la mascarilla facial de pepino que enseñé en la entrada anterior, nuestra cara se queda muy muy limpia y suave, además de con mayor luminosidad.

Aquí tenéis el enlace del exfoliante en la página web de Yves Rocher: http://www.yves-rocher.es/control/tratamientos-faciales/mascarillas-y-peeling/exfoliante-afrutado-con-hueso-de-albaricoque/?cmSrc=Search

Espero que os sea útil esta entrada y hasta la próxima! Pasad un buen domingo =)

Anuncios